Trastornos depresivos en gatos

Trastornos depresivos en gatos

Aquiles es un Gatito de 3 años que llegó a consulta hace unas 6 semanas. Un cuadro depresivo todo él.

Cuando su cuidadora me relató el Camino andado desde que sus desarmonías empezaron a manifestarse con tan sólo 9 meses de edad…me inundó una tristeza devastadora y un profundo deseo de poder ayudarle… Durante todo ese tiempo a Aquiles lo habían tratado valorando sólo sus síntomas sin mirar más allá de las manifestaciones físicas. Aquiles sufría una profunda depresión.

La depresión en un gato puede manifestarse no sólo con síntomas emocionales. También cristaliza a nivel físico. Los síntomas físicos de Aquiles (unos picores tan severos que le obligaban a llevar permanentemente un collar isabelino porque en su obsesivo rascado, Aquiles se ocasionaba serias heridas que se infectaban con facilidad), no sólo no mejoraban si no que Aquiles cada vez sentía un dolor emocional más profundo que le llevó a no querer abandonar el arenero. Aquiles no quería relacionarse con su compañero felino Coco, no quería jugar…había perdido completamente las ganas de vivir. Aquiles sufría depresión.

En comunicación Aquiles transmitía una profunda tristeza, un dolor que iba mucho más allá de lo físico y una autoestima totalmente ausente…Sus chakras inferiores manifestaban un profundo desequilibrio…Aquiles era la viva imagen de la tristeza.

Tal y como me transmitió en comunicación: «La Vida da miedo. La Vida duele».

Aquiles estaba sumido en un profundo estado de depresión y nula autoestima.

Elaboramos un plan de trabajo para Aquiles. Era necesario trabajar tanto lo físico como lo emocional y energético.
A su cuidadora le propuse poner a Aquiles en las manos del maravilloso Jorge Luque Garrido, excelente profesional veterinario de las clínicas El Dogo Azul, en la Costa del Sol (Málaga) para que valorase el estado de su piel así como cualquier otro desequilibrio físico que Aquiles manifestase.

Jorge tiene la esencia de los Hombres Medicina. Lleno de conocimiento y sabiduría adquirida a través de la experiencia. Jorge tiene ese Don que transmite a sus pacientes calma y confianza y sabe ver más allá de lo que a simple vista el ojo clínico ve.

Respecto a sus desequilibrios energéticos y emocionales, su denso estado depresivo, lo valoramos a través de testaje. Tras tener un completo informe sobre cuáles eran los desequilibrios que subyacían en la depresión de este gato, empezamos a trabajar con un preparado vibracional para re-armonizar sus desequilibrios. El compromiso de sus cuidadores es el mayor apoyo en este proceso de Reparación y Sanación. El poder trabajar con su «mamá» para poder identificar las proyecciones emocionales sobre Aquiles ha sido y es, una parte muy importante del Proceso. Además estamos trabajando con Coco, su compañero felino, porque cada miembro de la Manada (constituída por Gatos y Humanos) juega un papel importante dentro de la misma y de su Equilibrio y Armonía, dependen también los de sus Compañeros.

Tanto en los casos de depresión como en cualquier otro caso que afecte a lo emocional, a lo energético, lo álmico o lo físico en un gato, poder trabajar con Humanos que se responsabilizan de su parte en el Proceso de Reparación y Armonización de sus Compañeros Felinos y que adquieren un Compromiso para llevarlo a cabo así como poder contar con el Amoroso y Profesional trabajo de un veterinario en Conciencia como es Jorge Luque Garrido es lo que hace que mi Servicio sea tan enriquecedor y tan Luminoso a nivel personal y profesional.

Desde aquí os transmito mi más profunda Gratitud a todos los implicados. Gracias, Gracias, Gracias 🙏❤️ por Permitirme trabajar con vosotros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *